Ronaldinho no nos deja de sorprender con su vida llena de excesos y ahora el singular exfutbolista está metido en un lío judicial. O al menos eso parecía.

Ronaldinho Gaúcho y su hermano Roberto regresaron este jueves al hotel en el que se alojan tras declarar durante unas ocho horas en la Fiscalía por su ingreso al país con pasaportes falsos, y sin que el Ministerio Público determinara de momento elevar una imputación o cargos en su contra.

Ambos salieron del Departamento de Crimen Organizado escoltados por personal policial y entre una nube de periodistas, con dirección al Hotel Resort Yacht y Golf Club Paraguayo, en la ciudad de Lambaré, afueras de Asunción.

Será por que es un personaje ultrafamoso pero la fiscalía de Paraguay decidió no imputar ni al ex jugador de la selección brasileña Ronaldinho ni a su hermano porque cree que fueron engañados los muy inocentes angelitos y que no actuaron con mala fe. Sin embargo, será el juez quien tenga la última palabra.

Ronaldinho y Roberto salieron de Brasil con pasaportes brasileños, sin embargo, al momento de arribar a Paraguay habrían recibido pasaportes paraguayos tras descender del avión, por lo que fueron citados ante la fiscalía para rendir declaraciones.

“La decisión que se tomó con el consentimiento de nuestro cliente fue prestar declaración, responder a todas las preguntas del Ministerio Público y nosotros a partir de mañana lo que vamos hacer es ingresar a verificar todos los detalles”, dijo Adolfo Marín, el abogado de Ronaldinho y Roberto.

Dinho permanecerá en Paraguay, donde puede realizar cualquier actividad, de acuerdo con Marín. Él no tiene ninguna restricción salvo que en una hora nos encontremos con una circunstancia diferente”.

Mientras Dinho y su hermano declaraban, trabajadores de la fiscalía aprovecharon la presencia del exjugador del Barcelona para tomarse fotos.